poner suelo radiante
Reformas y rehabilitación Soluciones de eficiencia energética

Los beneficios de poner suelo radiante en tu casa

Los suelos radiantes han existido desde el Imperio Romano de una forma u otra. Actualmente, los sistemas de suelos radiantes se han convertido en una tendencia popular tanto para las casas de nueva construcción como para los reacondicionamientos o reformas. Sin embargo, todavía hay una curva de aprendizaje entre muchos propietarios. ¿Cómo funcionan los pisos con calefacción? ¿Cuáles son los beneficios de la calefacción por suelo radiante? ¿Cómo sabes si la calefacción en el suelo es adecuada para ti? Si quieres poner suelo radiante en tu casa, hoy te contamos cuáles son los beneficios de este sistema de calefacción.

¿Cómo funciona el suelo radiante?

Los sistemas de calefacción de toda la vida calientan directamente el aire, que da calor luego a las personas en la habitación. Los sistemas de calefacción radiante funcionan calentando de manera directa a las personas y los objetos que se encuentran en la habitación. De la misma manera que el calor del sol, el calor radiante se calienta a través del contacto directo. De esta manera, es posible que las personas sientan calor incluso cuando la temperatura ambiente puede ser inferior. Es el mismo concepto que estar de pie bajo la luz directa del sol en lugar de estar parado en la sombra.

Beneficios de poner suelo radiante en tu hogar

Calor uniforme

El mayor beneficio de poner suelo radiante es su capacidad para calentar uniformemente una casa. La ubicación de las rejillas de ventilación por donde sale el aire caliente o la ubicación de los radiadores determina qué partes de la habitación serán más cálidas que otras. En contraste, los sistemas de calefacción por suelo radiante calientan toda la superficie, lo que se traduce en una habitación con calefacción uniforme.

Regulación de un suelo radiante / refrescante

Bajo consumo

Los sistemas de calefacción por suelo radiante funcionan con un circuito de agua a baja temperatura (máximo 45 ºC), que hace que la casa se caliente de forma uniforme y gastando muy poco si lo comparamos con los sistemas convencionales de calefacción (temperatura 70 – 80 ºC).

Nada de ruidos

Los sistemas de calefacción por suelo radiante son conocidos por ser silenciosos. A diferencia de otros sistemas donde tenemos una caldera, aquí no contamos con ningún ruido. Por lo tanto, no escucharás nada mientras esté encendido.

Antialérgicos

Debido a que los sistemas de calefacción de suelo radiante calientan directamente a las personas y objetos en una habitación a través del tacto, no alteran el polvo y los alérgenos existentes.

Es energéticamente eficiente

Existen dos tipos de calefacción por suelo radiante, sistemas eléctricos y sistemas a base de agua. Ambos proporcionan calefacción en una habitación desde el suelo hacia arriba para brindar un calor consistente y eficiente. Los sistemas de agua caliente llevan agua caliente a través de las tuberías para generar calor, mientras que la calefacción eléctrica por suelo radiante calienta el cableado debajo del suelo para lo mismo.

Los radiadores tradicionales deben calentarse a una temperatura alta para calentar una habitación de manera efectiva, mientras que la calefacción del piso funciona a una temperatura mucho menor, según el acabado del suelo de cada casa, para calentar la habitación, por lo que consume menos energía y ahorramos en las facturas energéticas. Además esto conlleva menos emisiones de CO2 a la atmósfera.

Los sistemas eléctricos de suelos radiantes también ahorran energía porque solo tardan entre 30 y 60 minutos en calentarse, lo que permite a los propietarios usar un termostato programable o encenderlos y apagarlos manualmente (o subir y bajar) según sea necesario. Los sistemas de suelos radiantes que funcionan con agua tardan un poco más en encenderse y conseguir la temperatura deseada pero igualmente, en comparación con otro tipo de calefacciones son mucho más eficientes.

Por otro lado, el sistema de suelo radiante por agua permite utilizando agua fría, que se convierta en un sistema refrescante para el verano. Con lo cual, una misma instalación permite tener calor en invierno y resfrescante en verano.

Fácil de instalar

Poner suelo radiante en tu casa requiere una instalación bastante sencilla.

La instalación de un suelo radiante radiante / refrescante que funcione con agua no es sencilla, por lo que se recomienda acudir a un profesional. Aunque la obra la realice un profesional, el proceso es mucho más sencillo que instalar otros tipos de calefacción.

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

Aislamiento térmico en tu vivienda: pasos a seguir.

Reformas integrales | Todo lo que debes saber.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!


   
En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad