Cómo mejorar la eficiencia energética en instalaciones de calefacción
Soluciones de eficiencia energética

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en instalaciones de calefacción?

La eficiencia energética es un aspecto fundamental no solo para el ahorro en nuestra factura sino también para nuestro propio confort. En efecto, un mal plan de eficiencia energética puede provocar malestar y efectos perjudiciales para nuestra salud y descanso. Por ello es muy importante tenerla en cuenta y hemos preparado algunos consejos para mejorar la eficiencia energética de tu hogar.

Mejorar la eficiencia energética

Existen diferentes dimensiones sobre las que podemos actuar para mejorar nuestra eficiencia energética. De esta manera, las hemos organizado por puntos para que sea mucho más fácil identificar qué puntos son de especial importancia.

El aislamiento térmico

Quizás sea el punto más importante a la hora de mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar. Mediante la instalación de elementos como aislantes térmicos en falsos techos, suelos o fachadas contribuiremos de forma decisiva a mejorar el aislamiento térmico e implementar con ello la eficiencia energética de nuestras fuentes de calor o frío. Esto se debe a que sus capas reciben la temperatura del interior, por lo que aumentan la retención de su temperatura tanto contra el calor  como contra el frío.

Hay que añadir, además, que el momento de implementar nuestro aislamiento térmico es también buen momento para aumentar el aislamiento acústico, con materiales que pueden cumplir ambas funciones como el poliestireno extruido, las espumas de poliuterano o la fibra de vidrio conseguiremos protegernos de dos factores perjudiciales para nuestro confort.

Combatir el puente térmico

El puente térmico es el fenómeno donde se interrumpe el aislamiento de la vivienda y esta zona hace que se pierda la inercia térmica. Pondremos un ejemplo para aclararlo: en el pasado era muy típico cuando se construían viviendas, hacer un hueco al radiador debajo de la ventana para que este no quedara en medio o resultara molesto. Esa zona es un puente térmico debido a que el espesor de la pared se ha reducido y ha quedado desprotegida en términos de eficiencia energética.

Este fenómeno también vale para los vidrios. Sucede que, por ser un material fino y en contacto directo con el exterior puede producir pérdidas de eficiencia energética. Para ello, lo mejor es sustituir nuestros viejos vidrios por otros con cámara de aire climalit. También son interesantes los vidrios con un factor solar bajo especialmente en verano. Por otra parte, existen otros espacios donde se generan los llamados puentes térmicos y que normalmente no vigilamos. Pasa con los tambores de las persianas, normalmente en zonas frías y expuestos al efecto de pérdida de aislamiento. Es también recomendable sustituir los viejos por sistemas nuevos que cuenten con aislantes incorporados.

Mejora la instalación

El otro factor más importante para implementar la eficiencia energética de nuestra instalación es estar muy atento a sus componentes. Por ejemplo, sustituiremos los elementos como calderas antiguas por otras de alto rendimiento. Una buena opción son las calderas de biomasa o las de condensación. Con ellas (si podemos) sería buena opción la instalación de calefacción de suelo radiante.

Para el caso del suelo radiante hay que decir que es una tecnología muy eficiente. Al mismo tiempo, en los últimos tiempos ha abaratado notablemente los costes de instalación. Tanto es así que en el caso de alguna de sus alternativas es posible instalarla por uno mismo. Nos referimos al suelo radiante eléctrico, que se coloca por paneles.

En el caso de que en casa tengas radiadores queremos recordarte la existencia de las válvulas termostáticas que pueden contribuir de forma notable a mejorar la eficiencia energética. Igualmente, te recomendamos que vigiles muy bien el correcto funcionamiento y programación de elementos de control como programadores o termostatos.

Dentro de la gama de válvula termostáticas hay que destacar la válvula termostática con autoequilibrado. Esta válvula combina en un solo dispositivo una válvula termostática y un controlador de presión diferencial. Esto da a la válvula plena autoridad para regular el caudal, independientemente de las fluctuaciones de presión debido al cierre o apertura de otras válvulas del circuito. Al montar este tipo de válvulas, se evitan los problemas causados por excesos o faltas de caudal. El caudal de agua que debe pasar por cada radiador se ajusta directamente en la válvula, sin necesidad de tener en cuenta lo que ocurra en el resto del circuito. El usuario no perderá nivel de confort, al no verse afectado por el funcionamiento del radiador de otros usuarios.

Respecto a la programación de estos, también hay que proponer la programación por horas de los mismos. Esto puede hacerse desde la misma consola de control o, incluso, desde nuestro propio teléfono móvil en el caso de algunos fabricantes.

Las energías renovables

Siempre que sea posible es muy beneficioso en términos de eficiencia energética la instalación de energías renovables. Hay que decir que son idóneas si hemos tomado en cuenta todas las medidas anteriores. En gran parte un buen aislamiento, una buena instalación y algunas tecnologías disponibles como la de la calefacción por suelo radiante (de bajo consumo y que funciona a bajas temperaturas) son complementos ideales para las energías renovables. Con ello podremos ahorrar significativamente. Además, habremos implementado de forma notable nuestra eficiencia energética.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Te animamos a consultar otros en nuestro blog, donde toda la información sobre eficiencia energética y otros temas está a tu disposición.

About the author

Avatar

STH

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Suscríbete

Si quieres estar al día de las novedades del sector, suscríbete a nuestra newsletter.

En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad