reformar baño
Normativa y Certificacion Reformas y rehabilitacion

¿Vas a reformar el baño? Estas son las licencias que necesitas

El baño es una de las habitaciones de la casa más comunes a reformar. No siempre se trata de una cuestión estética, en muchas ocasiones es necesario sustituir las tuberías o adaptar el baño para que ancianos o personas con discapacidad puedan acceder más fácilmente a este lugar. Hoy te hablamos sobre reformar el baño y si es necesario solicitar licencias para esta obra.

Antes de nada vamos a diferenciar entre obra mayor y obra menor. La primera implica una ampliación de la superficie del inmueble, modificación del uso de una estancia o una rehabilitación integral. Una obra menor, sin embargo, consiste en una obra sencilla que no modifica la estructura del edificio (piso o casa) y que implica la modificación del interior sin ninguna ampliación de la superficie.

Saber si es necesario una licencia para reformar el baño es una duda muy frecuente. Reformar el baño se considera una obra menor y, como tal, es necesaria la solicitud de una licencia de obras menores.

La mayoría de las reformas que se realizan en el baño requieren unas modificaciones significativas en la estructura de la habitación y, por lo tanto, hacen necesaria la presencia de una licencia que nos permita proceder con la obra. De esta manera nos evitaremos posibles complicaciones con vecinos o comunidad a la hora de llevar a cabo una reforma que traerá ruidos o suciedad con motivo del desescombro. Es recomendable, en este caso, además de tener la licencia de obras, comunicar las obras al presidente de la comunidad para que esté al tanto.

¿Cómo se tramita la licencia de obra menor para reformar el baño?

Aunque depende de la comunidad autónoma o ciudad donde nos encontremos puede suponer algunas variaciones en la solicitud de la licencia, en la mayoría de los casos se dispone de la forma que te contamos a continuación.

La tramitación de la licencia para reformar el baño se realiza en el ayuntamiento, concretamente en el servicio municipal de urbanismo. A diferencia de una licencia para obras mayores, esta se resuelve mucho más rápido.

¿Cómo es el proceso de solicitud?

Esto debe ser llevado a cabo en la mayoría de los casos por el promotor de la obra. Se presenta el formulario correspondiente para obras menores acompañado por la documentación requerida en el Registro.

¿Cuál es la documentación a presentar?

  • La propia solicitud en el documento del ayuntamiento.
  • La fotocopia del DNI del propietario del inmueble donde se desarrollará la obra.
  • Los planos de situación y un croquis resumido de la obra o un proyecto técnico de todos los profesionales que van a intervenir en la obra.
  • El presupuesto detallado y los materiales que se van a utiliza.
  • La firma del contratista que realizará la obra.
  • La acreditación del pago de las tasas correspondientes por actuaciones urbanísticas.

En el ayuntamiento procesan la solicitud y la envían al Departamento de Licencias, donde comprobarán que la documentación sea la correcta. En caso de que falte algún dato, se requerirá que se presente en un plazo de 10 días.

Si toda la documentación presentada es correcta y está completa, se envía al aparejador o arquitecto municipal para que realice un informe técnico. Este trámite tarda unos 10 días aproximadamente.

Por último, si la solicitud está correcta y se ajusta a la normativa de obras menores, se le notifica al interesado la concesión de la licencia. Se autorizan las obras y junto a la licencia se adjunta una hoja de liquidación del I.C.I.O (impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras), que se deberá pagar en el plazo que procede.

Es conveniente solicitar la licencia de obras menores para reformar el baño con la antelación adecuada. Este tipo de licencias tiene caducidad, así que es importante pedirla sabiendo que las obras se van a desarrollar en un corto periodo de tiempo. Los técnicos municipales encargados de procesar la solicitud concederán un plazo para desarrollar las obras en función de la dificultad de la reforma en sí.

De todas formas, recordemos que en este caso el que presenta la solicitud de licencia de obras menores es el responsable de la empresa que se encargará de la reforma, así que sabrá en qué momento solicitarla.

Como conclusión final, si quieres reformar el baño es necesario que solicites una licencia de obras menores en el registro del ayuntamiento de tu ciudad. Es recomendable que informes también a la comunidad si vives en un bloque de edificios, para que estén al tanto de las obras y adelantarte a las posibles quejas por ruidos por parte de los vecinos.

About the author

Avatar

STH

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Suscríbete

Si quieres estar al día de las novedades del sector, suscríbete a nuestra newsletter.

En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad