¿Cómo reformar el baño? | Las mejoras en los baños crecerán un 5%
Hogar

¿Cómo reformar el baño? | Las mejoras en los baños crecerán un 5%

La reforma de baños es quizá una de las mejoras y reparaciones más costosas que se pueden llevar a cabo en el seno de una vivienda. También es una de las más complicadas, puesto que reformar el baño implica no contar con ducha, inodoro o lavabo durante unos días. Eso si la reforma, que se presume completa, va bien, y si la vivienda únicamente tiene un baño. Si se cuenta con más de uno, los problemas se reducen, puesto que en raras ocasiones se realiza la reforma de todos al mismo tiempo. Pero si no es así, es muy posible que no quede más remedio que marchar de la vivienda hasta que terminen las obras.

Por tanto, conviene tener todo controlado de manera milimétrica, con el objetivo de que la reforma concluya cuanto antes mejor. Un paso importante para conseguirlo es planificar adecuadamente la reforma del baño, y valorar si hacerla solo parcial, o total. Claro está, siempre y cuando que la reforma no se tenga que realizar debido a una avería, lo que rebaja el margen de maniobra para la planificación. Entonces no queda otro remedio que hacerla cuanto antes. Sobre todo si la avería implica que se han provocado humedades en otras viviendas.

En muchos casos, la urgencia encarece una reforma ya bastante costosa de por sí. Pero es una obra realmente frecuente, y además crece cada vez más. Para muestra de este dato, un botón: se calcula que la demanda de elementos y componentes para reformar baños crecerá en el año 2021 casi un 13% respecto el año 2020, según estimaciones de Andimac y de ANERR.

Además, casi un 20% de las viviendas llevaron a cabo alguna modificación en sus baños a lo largo del último año. Eso sí, también se ve que el precio de las reformas del baño ha descendido, puesto que en 2020 el proyecto de reforma de baños bajó su cuantía, de media, un 3%.

Reformar el baño: un proyecto bastante costoso

El precio que se paga por reformar el baño es bastante elevado, como hemos comentado. Y por mucho que baje la media que se paga por una reforma de este tipo, sigue sobrepasando en la mayoría de los casos los 2.000 euros ampliamente. Por tanto, para poder rebajarlo, es conveniente escoger con sumo cuidado los materiales para la obra. Si se hace con tiempo se podrán consultar con varios fabricantes y comparar precios. Esto redunda en que se podrán seleccionar los que ofrezcan la mejor relación calidad-precio posible.

También hay que encargar varios presupuestos a empresas especializadas en este tipo de reforma. De esta manera, se podrán estudiar con calma para seleccionar el que más convenga en función no solo de su precio. También de lo que se ofrezca realizar por él.

Esto será, evidentemente, más importante cuanto más profunda sea la reforma del baño. Pero en el caso de los cambios que se vayan a hacer en el baño sean menores y poco importantes, bastará con comparar precios de los elementos que se sustituyan. Eso sí, en cualquier caso es más que recomendable contar con un profesional de confianza.

A no ser, claro está, que la reforma implique cosas tan sencillas como un cambio de toalleros, la instalación de una lámpara, el cambio de la mampara de una ducha o una bañera o el cambio de un par de grifos. Entonces, directamente, puede hacer el cambio uno mismo. Esto es tan habitual, que en 2020 cerca de 8,5 millones de viviendas llevaron a cabo algún tipo de cambio en los elementos auxiliares del baño. Es decir, de alguna bombilla, un toallero, los grifos, etc.

En este dato, eso sí, también dos de los cambios más frecuentes al reformar el baño: cambiar una bañera por una ducha y sustituir el inodoro. Son tan rápidos que, generalmente, en un mismo día, o en dos como mucho, el baño se puede volver a utilizar con normalidad. Las obras en el baño no se consideran una reforma integral como tal hasta que no se modifican al menos tres de sus elementos, siempre y cuando se lleve a cabo una obra para ello.

Pero precisamente este tipo de reformas no son las más abundantes en las modificaciones de los baños: el 90% de los cambios realizados en los baños el año pasado fueron modificaciones menores, y el 10% restantes, reformas completas. Esto lleva a que aproximadamente el 5% del total de baños en España reformaron tres o más elementos en el baño.

Dentro de este 5%, el 86% de los baños reformados cambiaron los azulejos, y el 77% la grifería. Otro 76% sustituyó los lavabos, el 64% los inodoros y los muebles instalados en el baño. Finalmente, el 62% sustituyó la mampara colocada en su bañera o ducha.

Dónde buscar asesoramiento para una reforma en el baño

Si no se tiene muy claro qué hacer en la reforma del baño, será necesario asesorarse. En este caso, lo recomendable es acudir siempre a un profesional. Pero no siempre es posible, o no se tiene muy claro qué se puede o debe hacer. En estos casos, lo habitual es acudir a Internet.

Tanto, que el 68% de quienes reformaron su baño de arriba abajo o hicieron modificaciones de cierta complejidad, como el cambio de la encimera, buscó información sobre el proyecto en Internet. Lo hicieron menos quienes solo tenían que informarse de reparaciones menos importantes, o de recambios. En este caso sólo buscaron online información el 46% de los hogares que hicieron retoques en sus baños.

También tienen bastante peso para informarse sobre los cambios menores en un baño las recomendaciones recibidas en una tienda o gran establecimiento especializado. En ellos suele haber dependientes expertos en algún tipo de reforma. Esto da confianza de cara a pedir recomendaciones para una reforma no muy grande. Sobre todo para la compra de materiales para realizar cambios y elementos de sustitución de sanitarios o complementos. En cualquier caso, para reformar un baño siempre hay que informarse antes de todas las posibilidades disponibles y, en caso de que la reforma sea de gran calado, recordar pedir siempre varios presupuestos.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!