formacion-continuada-seminarios-sthexpert-webinar
Innovación STH University

Formación continuada con los seminarios de STHexpert. ¿Qué es un webinar?

La necesidad de estar al día en muchos sectores profesionales hace necesario estar aprendiendo y formándose continuamente. Y al contrario de lo que muchos puedan pensar, esto no es así únicamente en áreas relacionadas con la docencia, el desarrollo de software, la medicina o la investigación. También los profesionales de todo tipo de sectores tienen que estar al tanto de todas las novedades y avances que se dan en su área. Especialmente, los que se dedican a las reformas y mejoras en viviendas, en sectores como la calefacción, la fontanería o la climatización. Los cursos profesionales especializados suelen ser la mejor opción para ello. Generalmente son presenciales, pero las restricciones provocadas por el COVID-19 han hecho que gane fuerza la formación a través de Internet, con formaciones en formato webinar. Seguro que te estás preguntando qué es y cómo pueden ofrecerte formación continuada los expertos de STHexpert. Descúbrelo a continuación.

¿Qué es un webinar?

Un webinar es un tipo de formación a través de Internet. Como palabra, nace de la unión entre web y seminario. Esta última es una formación corta, cuya duración puede ir desde unos minutos hasta varias horas. E impartirse en una única sesión o repartida en otras más cortas durante varios días. La formación impartida en los seminarios suele ser especializada. Es decir, es habitual que un seminario trate de un tema concreto de interés para un sector de profesionales concreto. Generalmente suele ser de un aspecto relevante de una materia o una especialidad profesional.

Los seminarios se pueden llevar a cabo tanto de manera presencial como a través de Internet. Pero cuando un seminario se lleva a cabo de esta última manera recibe el nombre de webinar. Estos, a diferencia de los seminarios presenciales, se imparten en directo a través de Internet, con acceso restringido o público.

El contenido en vídeo del webinar puede grabarse para publicarse después en Internet y que cualquiera que necesite formarse sobre el tema tratado pueda acceder a él. Pero en este caso, a la manera de impartir conocimiento ya no se le puede llamar webinar, aunque el vídeo venga de uno. Entonces se le conocerá como tutorial. De esta manera, cuando quienes vayan a recibir la formación quieran o puedan concentrarse en ella, podrán reproducir el vídeo con la formación y recibirla. Eso sí, no contarán con la interactividad que puede proporcionar un webinar.

¿Cómo se desarrolla un webinar?

Hasta ahora hemos hablado un poco por encima de lo que es un webinar y cómo puede impartirse. Pero ahora vamos a profundizar un poco más en cómo se realiza y cuál suele ser su formato. En primer lugar, para poner en marcha un webinar es necesario utilizar una plataforma que lo permita. Se impartirá a través de ella, y permitirá contar con un espacio «cerrado» al que solo puedan acceder quienes se hayan apuntado a recibirlo.

No es necesario que las empresas que quieran impartir webinars tengan que desarrollar su propia plataforma, ya que en la actualidad hay multitud de plataformas de terceros con las que cualquier empresa o profesional que lo desee puede organizar sus formaciones. Por supuesto, permitiendo la retransmisión de contenidos en vídeo, la base de los webinars. Entre ellas están Zoom, Teams, GoToMeeting  o Google Hangouts. Después se pueden publicar en YouTube para su conversión en tutoriales. Un webinar también se puede organizar en plataformas como Discord o Twitch, pensadas en principio para comentar videojuegos, pero cuyo uso se ha extendido a todo tipo de áreas, y permite emitir en directo a través de canales e interactuar con los alumnos.

Estas plataformas funcionan básicamente de la misma manera: para impartir el webinar, lo primero que hay que hacer es generar una sala virtual en ellas. A esta sala se le pone un control de acceso, y se da a quienes se formen en un webinar un acceso a dicha sala mediante un sistema de identificación. Puede ser una contraseña de acceso, una URL específica o una clave de varios dígitos a insertar en un control de acceso.

Una vez que acceden a esa sala virtual podrán ver el contenido del webinar. Puede tener diferentes formatos. Puede ser un vídeo grabado en otro momento y emitido en diferido. Pero también puede ser una retransmisión en directo, a través de una cámara web que tenga el experto que imparta el seminario online. Generalmente, la formación se completa con un sistema para compartir un documento o presentación, como se hace habitualmente en un aula con transparencias o diapositivas.

Los webinars, además, no tienen por qué ser cursos unidireccionales. Es decir, no tienen por qué ser enseñanzas transmitidas de expertos a alumnos, sin participación de estos. En muchos casos, se permite la participación de los alumnos de diversas maneras. La más socorrida es el envío de preguntas al experto para que este pueda resolver dudas o ampliar información. Pero hay plataformas que incorporan herramientas como chats de texto o pizarras virtuales colaborativas.

En ambos casos, los asistentes a un webinar pueden interactuar en tiempo real, tanto entre ellos, como con quien imparta la formación. De esta manera no solo mejorará la interacción, sino que es muy probable que también suba la calidad de la enseñanza impartida. Además, en las dos direcciones, puesto que quien imparta el webinar también puede hacer preguntas a los alumnos, que podrán contestarlas a través del chat.

¿Cómo se desarrolla?

Un webinar siempre se imparte sobre un tema concreto, como hemos mencionado, que permite ampliar información sobre él en un espacio de tiempo acotado. Tal como se hace en cualquier curso o seminario, su contenido no se improvisa, sino que tiene que estar correctamente planificado. Por eso es habitual que un webinar empiece a planificarse, antes siquiera de elegir la plataforma a través de la que se impartirá, con un guion sobre el tema a tratar. De esta manera se evitan los cabos sueltos y dejar fuera contenido interesante.

Evidentemente, antes se ha pensado el tema en función de diversos factores: interés del alumnado, necesidad de formar a una audiencia o una oportunidad para profundizar en un tema concreto. Este paso es importante, puesto que en función del tema estará dirigido a una audiencia u otra.

También hay que tener en cuenta que un webinar no lo puede impartir cualquiera. Para empezar, debe ser un experto en el tema del que va a hablar. Además, sobre todo en el caso de impartir un webinar de pago, es preferible que además de un experto sea conocido en su sector. Con esto, es probable además que la asistencia al webinar sea más nutrida, puesto que una cara conocida y experta tiene más posibilidades de atraer público y audiencia.

En cuanto a su extensión, depende del tema a tratar y de lo exhaustivo que sea el conocimiento a impartir. Puede ser una única sesión de una hora de duración, pero el webinar también puede extenderse a lo largo de varias sesiones, celebradas a lo largo de varios días. Puede ser gratuito o de pago. En el primer caso, los webinars no suelen durar más de una o dos horas, y generalmente se trata sobre temas y productos de interés directo para la empresa o profesional que los imparte. Los segundos los organizan generalmente centros de formación, o empresas expertas en un tema concreto y que cuentan con profesionales de renombre, lo que atrae más asistentes a ellos en muchos casos.

Los webinars de STHexpert

En general puede organizar un webinar una empresa e institución de todo tipo. Desde centros de enseñanza superior hasta gimnasios, pasando por todo tipo de empresas de servicios y reparaciones. Es el caso de STHexpert, que periódicamente organiza cursos de formación continuada sobre temas relacionados con la calefacción, la climatización, la fontanería o grifería. En cualquier caso, las empresas organizadoras pueden recopilar diversos datos de los asistentes con diversos fines. Para ofrecerles información sobre los temas del webinar, la posibilidad de participar en otros webinars que les puedan interesar o, si han dado su consentimiento, para apuntarles a una o varias newsletter de la compañía. Eso sí, en el caso de recopilar esta información se hace respetando la legalidad vigente en cuanto a protección de datos.

La empresa imparte dos tipos de webinars: los que son exclusivamente online y los que cuentan con un formato híbrido. Estos últimos tienen plazas para formación online y para formación presencial. En este caso, el webinar se realizará tomando como base la emisión en directo de la clase presencial. Un ejemplo del primer formato es el del webinar de STHexpert titulado ¿Qué es el equilibrado hidráulico y qué ventajas aporta?. Impartido por uno de los expertos de la compañía en una única sesión, ofrecía asistencia exclusivamente a través de Internet, con un número de plazas en principio ilimitado.

En cuanto a los webinars mixtos que hemos mencionado, en la actualidad suelen contar con un número reducido de plazas presenciales, por las restricciones provocadas por la pandemia. En el caso del webinar Eibcn – Webinar SOLUCIONES STH PARA INSTALACIONES DE CLIMATIZACIÓN Y FONTANERÍA, solo contó con 15 plazas presenciales. El resto lo siguieron a través de Internet por streaming.

Estas son las principales características de un webinar, que los impartidos por empresas como STHexpert cumplen habitualmente. Son, por tanto, una alternativa muy ventajosa a la formación presencial, y en el caso de los de STHexpert, permiten que profesionales de diversos sectores de las reformas e instalaciones cuenten con formación continuada a distancia. Así que, si quieres formarte en un aspecto concreto de la fontanería, la calefacción o la climatización, pero no quieres hacerlo de manera presencial ¡echa un vistazo a los webinars de STHexpert!

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!