Guía Práctica Reformas y rehabilitación

Conexión de rosca macho, sistema «universal» y «ahorro de espacio»

Tradicionalmente, las válvulas de radiador se conectan al sistema de calefacción a través de una salida hembra, diseñada originalmente para tubos metálicos de acero o cobre. Cuando se desea construir la red en otro material, como multicapa, PE-X o PB, se debe utilizar un adaptador que a menudo es engorroso y antiestético. Gracias a la conexión de rosca macho, es posible asegurar la conexión a la red roscando una simple tuerca, consiguiendo un resultado igualmente fiable y más estético, independientemente del material de la tubería a utilizar.

Válvula de radiador y adaptador

La conexión de una válvula de radiador o un colector al sistema de calefacción implica dos operaciones, ya que se debe garantizar tanto el mantenimiento mecánico como la estanqueidad del conjunto. Habitualmente, la conexión se realiza por una salida hembra (a menudo 1/2»). Diseñado para tubos de cobre, este tipo de conexión requiere el montaje de un adaptador si se va a utilizar otro material, como multicapa, PE-X o PB, para construir la línea. El uso de este adaptador, poco atractivo y bastante engorroso, ralentiza el trabajo del instalador, que debe realizar una operación más para la conexión de la válvula a la red.

Conectar una válvula de radiador a cualquier tipo de tubería

Existe otra solución de conexión, la conexión con rosca macho, disponible en Eurocono 3/4″ o rosca M24x1,5. Es un sistema de fijación a compresión, donde la parte macho está unida al dispositivo (válvula o colector). Es compacto y estéticamente agradable y conecta la red a la válvula de radiador o el colector, en una sola operación. Viene directamente sobre los dispositivos a conectar (válvulas, colectores, …) cuya salida constituye el cuerpo de la conexión. Históricamente diseñado para tubería de material plástico (multicapa, PE-X o PB), el conector de rosca macho también se ha desarrollado para tubos metálicos, especialmente cobre. Por lo tanto, una válvula de radiador con una salida M24 o Eurocono 3/4” se convierte en universal y se puede conectar de forma sencilla y rápida a cualquier tipo de tubería, sin adaptador y sin accesorios adicionales. Por ejemplo, es la forma más eficiente y estéticamente agradable de conectar una válvula de calefacción a una red de tubería multicapa.

Las ventajas de la rosca macho

La conexión de rosca macho tiene muchas ventajas que benefician tanto al instalador como al usuario:

  • La instalación es estanca, ya sea por las juntas tóricas o por un apriete metal/metal. Por lo tanto, la estanqueidad está garantizada por el diseño dimensional de las piezas y no depende del apriete de la tuerca, lo que da una fiabilidad aún mayor al conjunto.
  • Los accesorios no requieren utilizar materiales adicionales para conseguir la estanqueidad (cáñamo, juntas planas, cinta de PTFE). Esto significa un ahorro de tiempo para el instalador.
  • Estos son accesorios de compresión más compactos. Esta compacidad los hace más discretos y estéticos que un sistema de conexión convencional, que requiere el uso de un adaptador voluminoso.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!


   
En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad