Guía Práctica Soluciones de eficiencia energética

¿Cómo se ajustan los cabezales termostáticos?

Una vez completada la instalación del equipo de calefacción, es importante aconsejar a sus clientes sobre cómo ajustar los cabezales termostáticos. El objetivo es proporcionarles un confort de calefacción real y una optimización de su gasto energético. ¿Qué consejos clave le das? Te lo contamos todo.

Cabezales termostáticos: lo básico

En los cabezales termostáticos, principalmente hay las siguientes indicaciones: *, 1, 2, 3, 4, 5. La estrella corresponde a la posición «sin congelación»: cuando sus clientes se van de vacaciones en el invierno, no deben cortar su caldera, sino poner las cabezas en esta posición, para evitar el riesgo de congelación en las tuberías.  En verano, contrariamente a la creencia popular, se recomienda colocar los cabezales termostáticos en la posición 5 y no en *. De hecho, si el cabezal se coloca en *, tan pronto como la temperatura supere los 7 ºC, la aguja del cabezal empujará a la válvula del radiador y el cabezal, finalmente acabará agarrotándose.

IMPORTANTE

Cuando sus clientes se van de vacaciones, es esencial que no cierren la caldera y/o radiadores. Debe circular un mínimo de calor para que las tuberías no exploten.

Valor mostrado en el cabezal Temperatura equivalente
* 7 °C
1 11 °C
2 16 °C
3 19 – 21 °C
4 24 °C
5 28 °C

Posibles ajustes de un cabezal termostático

Temperaturas recomendadas

Es posible ajustar la temperatura en cada habitación de una vivienda, por su uso (lavado, dormir, cocinar, relajarse) y por el nivel de confort de calefacción deseado y por lo tanto, un posicionamiento del cabezal termostático diferente.

Habitación

Posición del

cabezal

Temperatura equivalente

Dormitorio

2

16 °C

Sala de estar o zonas de paso

3

19 – 21 °C

Baño 4

24 °C

Bloquear o limitar el ajuste termostático

Hay soluciones para bloquear o limitar el posicionamiento de los cabezales termostáticos a través de pequeñas espigas o clavijas. El objetivo es evitar los ajustes manuales que generan sobreconsumo de energía. También hay soluciones sin clavijas, que evitan el riesgo de la pérdida de estas pequeñas piezas.

Para evitar que una habitación se enfríe demasiado (por ejemplo, para una habitación húmeda que requiera alrededor de 16 ºC), simplemente coloque el índice en la posición 2. A continuación, gire del anillo de limitación un poco hacia adelante y coloque la clavija inmediatamente antes de la posición 2, después girar el anillo hasta la posición 2. El ajuste de temperatura solo se puede realizar por encima de la posición 2.

Para limitar la temperatura ambiente (como en hoteles y escuelas), realice la misma operación colocando la clavija del anillo de limitación después de la posición 3.

También puede bloquear la temperatura a un valor fijo, girando el anillo límitador y colocando las clavijas delante de la temperatura deseada.

Soluciones antirrobo

En los locales públicos (edificios administrativos, consultorios médicos, oficinas, bancos, hoteles, etc.), es posible proteger las cabezas termostáticas de su robo o de una manipulación no deseada.

Hay dos soluciones:

  • Bridas antirrobo: evitan que el cabezal se desmonte, pero permiten un ajuste libre de la temperatura.
  • Anillo de inviolabilidad: Una vez instalado, proporciona una función de antirrobo, además de evitar cambios en el ajuste termostático.

Estas bridas y anillos de inviolabilidad vienen con tornillos extraíbles y una llave especial.

Sus clientes pueden realizar manipulaciones que van en contra de las recomendaciones para el correcto funcionamiento del cabezal termostático. Sus explicaciones sobre el ajuste de los cabezales termostáticos garantizarán confort y tranquilidad. Y para garantizar el rendimiento de las instalaciones, existen muchas soluciones termostáticas.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!


   
En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad