Rehabilitación integral de una vivienda antigua
Los elementos más importantes a tener en cuenta para la rehabilitación integral de una vivienda antigua
Reformas y rehabilitación

Claves para la rehabilitación integral de una vivienda antigua

La rehabilitación integral de una vivienda antigua consiste en la obra para sustituir elementos que hacen que sea un riesgo vivir en la casa. Habitualmente se lleva a cabo para poder hacer la casa habitable. Hemos visto previamente que una rehabilitación no es lo mismo que una reforma. Esta última consiste en sustituir los elementos o materiales de la vivienda, pero por una razón de confort o estética.

Una rehabilitación integral no es tarea fácil, debemos tener en cuenta una serie de puntos para que la obra se desarrolle perfectamente y no haya problemas una vez terminada. Debemos contactar con una empresa con experiencia en rehabilitaciones para conseguir un trabajo de calidad.

Claves para rehabilitar una vivienda antigua. Planificación de la obra y presupuesto

Antes de nada, debes tener en cuenta qué es lo que quieres hacer y lo que la casa necesita. Tendrás que tener en cuenta el presupuesto con el que dispones y decidir qué partes de la casa quieres conservar y cuáles debes sustituir.

Tener en cuenta el presupuesto es también tener en cuenta los costes de la compra del inmueble, en caso de no disponer de él. Existen costes asociados a la compra, como la notaría.

Los impuestos y tasas que tendrás que pagar para las licencias de la rehabilitación. Al tratarse de una rehabilitación integral, el ayuntamiento te pedirá un proyecto de la obra.

La contratación de un arquitecto para la preparación del proyecto también es un gasto con el que tenemos que contar.

Deberás tener en cuenta el coste propio de la obra, y pedir presupuestos a varias empresas de reformas para tener varias opiniones y opciones.

Es importante que tengamos en cuenta otros factores y no nos fijemos únicamente en los gastos. Estamos hablando de la rehabilitación integral de una vivienda, escatimar puede ser un error.

Hay que diferenciar los elementos que son importantes y es imprescindible su sustitución y cuales son superfluos, prescindibles o pueden realizarse más adelante.

Elección de materiales

Una vez que hemos consultado varios presupuestos y ya hemos decidido los profesionales con los que vamos a trabajar, debemos seleccionar los materiales que se van a emplear para la rehabilitación integral de la vivienda. Esto tiene mucha relación con el siguiente punto; habiendo decidido los elementos de la casa que se van a rehabilitar, tenemos que ponernos a decidir sobre los materiales.

Es aconsejable que, además de tener en cuenta la estética, tengamos en cuenta también la calidad de estos materiales. Como ya hemos dicho anteriormente, es importante no tirar a la baja con algo tan serio como la rehabilitación de una casa.

Si nos centramos en buscar únicamente el precio más bajo, sin tener en cuenta la calidad de los materiales, podemos tener una desagradable sorpresa al finalizar la rehabilitación. Con la vivienda recién rehabilitación, al poco tiempo ya tendremos problemas en las instalaciones de agua, cerramientos, aislamientos, calefacción que no calienta, etc.

¿Qué elementos debemos rehabilitar?

Esto puede variar de una vivienda a otra. No obstante, algunos elementos suelen ser habituales debido a que en una rehabilitación hay que hacer cambios para mejorar las condiciones en las que se encuentra la casa.

La estructura, es decir, los tabiques, columnas, muros, techos o fachada, son algunos elementos que entran en juego a la hora de la rehabilitación integral de una casa antigua. Este tipo de obras son importantes y requieren consultar con un arquitecto para poder decidir cómo abordar la obra.

La instalación eléctrica o de agua, son elementos fundamentales a tener en cuenta a la hora de rehabilitar una casa. Normalmente están obsoletas y sustituirlas es algo que no solo agradeceremos a largo plazo, sino que muchas veces es necesario.

Este es un buen momento para incluir sistemas de ahorro energético y conseguir una vivienda eficiente energéticamente.

Encargarse de las humedades y del aislamiento térmico de la vivienda también forma parte de la obra de rehabilitación. En una casa antigua, es muy frecuente encontrarnos con humedades. Las paredes no están dotadas de aislamientos, así que es el momento perfecto. Además, al aislar térmicamente la vivienda estaremos haciendo que sea mucho más rentable energéticamente. Esto ayudará con el ahorro en las facturas energéticas.

También debemos tener en cuenta si vamos a redistribuir los espacios de la vivienda. Podemos aprovechar que estamos sustituyendo los materiales y elementos de la casa para abrir espacios o cerrar otros. Aquí entraría la opción de crear nuevas puertas y ventanas o solo sustituirlas por otras. Esto tenemos que tenerlo claro desde un principio para que el arquitecto que hayamos escogido se encargue del proyecto y de los planos de la vivienda.

Escoger una empresa de reformas para llevar a cabo una rehabilitación integral de una vivienda no es tarea fácil. Por esto te recomendamos que no te centres solo en el presupuesto más bajo, sino en la profesionalidad y experiencia de la empresa. La rehabilitación de una vivienda es una obra muy importante como para dejarla en manos de cualquiera.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

¿Quieres estar informado? ¡Suscríbete a nuestra newsletter!


   
En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad