válvulas termostáticas
Normativa y Certificacion

Válvulas termostáticas, como colocarlas para cumplir con la normativa – CTE

En invierno, ¿Tus clientes pasan de los sofocos a los escalofríos? El problema podría venir de la mala gestión de sus emisores de calor. Para remediar esto, ¿Por qué no ofrecerles válvulas termostáticas? Una gran oportunidad para ampliar tu cartera de negocio, al tiempo que ayuda a los usuarios que buscan una solución para regular la temperatura de una forma simple y efectiva.

Colocar válvulas termostáticas para cumplir con la legislación

El problema de proporcionar un equilibrio o bienestar térmico consiste en lograr un equilibrio entre el calor del cuerpo y la temperatura del ambiente. Las válvulas termostáticas están concebidas para controlar la temperatura ambiente de una habitación, variando el caudal de agua a la entrada del radiador. Esto permite obtener un mejor confort y mayor economía. Desde Marzo del 2003 es obligatoria la instalación de válvulas termostáticas para conseguir un ahorro energético, según la modificación de la norma ITE 09 para “Instalaciones Individuales” aprobada por el Real Decreto 1218/2002.

Con la nueva ley sobre la individualización de los costos de calefacción en edificios multifamiliares, el Gobierno quiere crear conciencia entre los hogares para controlar su consumo de energía. Dicha ley para el reparto de los costos de calefacción, también requiere la instalación de dispositivos de control de temperatura en los emisores de calor.

Hay diversos reguladores disponibles para los hogares, uno son las válvulas termostáticas, que regulan la temperatura habitación por habitación. La regulación de una válvula termostática es simple: cuando la temperatura de la habitación cambia, una sonda se expande o se contrae para activar la válvula, que permite la circulación o no del agua caliente por el radiador. Una forma efectiva de calentar una habitación solo cuando realmente se necesita, y para lograr un gran ahorro de energía.

En el interior de cada habitación se producen durante la jornada variaciones de las cargas térmicas en función de diversos factores tales como la variación imprevista de la temperatura externa y aportes internos de energía gratuita, debidos por ejemplo, a la presencia de un mayor número de personas, equipos eléctricos, radiación solar a través de ventanas, etc.

Dentro de los sistemas de regulación aplicables, el cabezal termostático es seguramente el instrumento más fiable, económico y simple de instalar y utilizar.

Beneficios que aporta la colocación de un cabezal termostático

Alrededor del 60% del consumo total de energía de una vivienda estándar de 100 m2, se dedica al sistema de calefacción. Gracias a la regulación con cabezales termostáticos, fácilmente se puede conseguir un ahorro energético del 10%, que según la instalación puede llegar hasta un 25%.

Incluso durante el período de calentamiento, las válvulas termostáticas también ofrecen muchas ventajas para el instalador, debido a su simplicidad de instalación. Una oportunidad no despreciable para aprovechar un mercado con alto potencial y completar la cartera de negocio.

La limitación o ajuste de la temperatura se realiza gracias a una clavija, permitiendo ajustar desde una posición mínima hasta una máxima, a partir de una posición mínima deseada o bloquear en una posición.

Que clase de cabezal termostático elegir

A la hora de elegir, seleccionar un cabezal termostático que disponga de la más alta calificación energética, clase A. Esta clasificación se optiene al haber superado los test TELL (Thermostatic Efficiency Label).

La calefacción con válvulas termostáticas es la forma óptima de no romper el difícil equilibrio de la temperatura que nos da la sensación de confort.

Visita nuestro blog STHexpert para obtener más información acerca de artículos relacionados.

Añade un comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Suscríbete

Si quieres estar al día de las novedades del sector, suscríbete a nuestra newsletter.

En STH le damos importacia a tus datos, consulta aquí nuestra política de privacidad